Seguidores

Gracias a todos los que me seguís y comentais, es un lujo contar con vosotros.

SIGUEME EN FACEBOOK DÁNDOLE A ME GUSTA

viernes, 8 de agosto de 2014

LOS HIJOS

Mis hijos, nuestros hijos, esos pequeños duendecillos que se encargan de llenar nuestras vidas de felicidad.
Ya no sabría vivir sin ellos, es un sentimiento tan especial, tan incomparable a ningún otro sentimiento.
Desde que decides que quieres ser madre, que quieres que tu vida tenga ese sentido tan especial que solo le dá los hijos.
Ya nada vuelve a ser como lo recuerdas, como lo conociste.
Todo cobra vida, te llenan de momentos que solo ellos pueden ofrecerte, te enseñan a ser madre.

Te van marcando el camino a medida que crecen.
Te regalan mas de lo que tú jamás podrás regalarles a ellos, es maravilloso.
Maravillosos esos momentos compartiendo juegos y mimos.
Esas peleas entre hermanos y esas reconciliaciones que se quedarán grabadas para siempre.
Esas reuniones en torno a la mesa, hablando sin parar y mandándolos callar a cada segundo.
Ese ir y venir al fútbol, al parque, la piscina...momentos inigualables.
También tiene momentos complicados y tristes.
Momentos complicados, porque necesitan límites, que a ellos les parecerán excesivos, pero serán necesarios para su crecimiento.
Momentos tristes, que llegarán cuando empiecen a independizarse y a necesitarte menos, eso será triste.
Sentirás que has hecho todo lo que estaba en tu mano para que sepan enfrentarse a todo lo que les esté por venir, pero eso no aliviará tu tristeza, aunque sepas que es lo que tiene que ser.
Que a todos nos llegó el momento de abrir las alas y alzar el vuelo.
Ya nunca caminaremos solos, despreocupados, siempre nos acompañará el olor de nuestros hijos.
Disfrutemos cuanto podamos de nuestros pequeños, porque crecen demasiado rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi blog es tuyo, por eso me gustaría que dejases tu comentario. Mil gracias.