Seguidores

Gracias a todos los que me seguís y comentais, es un lujo contar con vosotros.

SIGUEME EN FACEBOOK DÁNDOLE A ME GUSTA

jueves, 31 de julio de 2014

PUEBLOS CON ENCANTO: CECLAVÍN

 He decidido hablarles en mis post, de los pueblos de mi tierra. Como ya les dije en el post de Extremadura, soy amante sin descanso del lugar de donde vengo.

No puedo decir que los conozco todos, ojalá así fuese. Pues de la infinidad de maravillas que poseemos tan solo alcanzo haber visto un puñado de ellas, pequeño, también he de decirlo.

Aunque espero ir descubriendo a lo largo del camino, estas grandes preciosidades.

Buscaré información sobre estos pueblos, y les describiré cada detalle, para que comprendan, porque los extremeños somos tan de nuestro nido.

Seguro que me quedaré por enseñarles muchas cosas buenas de estos pueblos, pero como ya digo no he tenido la suerte de conocer la mayoría.

Haré lo que pueda para ofrecerles la información, aunque sea a grandes rasgos y no al detalle.

Y una buena posibilidad para ampliarla sería que si alguno de ustedes que lee este blog, es de allí o conoce el pueblo del que hablo, aportara ese lugar que lo hace único para usted.

Así, todos nos haríamos una idea de como se viven nuestros pueblos, desde primera persona.
Sí, como se viven, se sienten, se disfrutan.

Voy a empezar por Ceclavín, mi Ceclavín. No puede ser de otra manera, es el primero de todas mis listas, sin desmerecer ningún otro, por supuesto. Y de este, si que hablo con conocimiento de causa.

Ceclavín está enclavado al noreste de Cáceres, en la ribera del Tajo. Nos limitan tres ríos, que nos hicieron gentes de contrabando antaño y ahora están en pleno apogeo debido a la afluencia de gente que atraen hasta sus aguas, para pescar el Siluro. Aunque he de decir, que todavía se pescan buenas carpas, barbos y blases, que hacen pasar un buen rato a todos los que disfrutan con la pesca.

Estos ríos, están enmarcados por unos paisajes maravillosos dignos de ver, que los acompañan para resaltar su belleza.

En el río Alagón, se encuentra situada la fuente del Huevo, una fuente que mana agua con este olor característico, de ahí su nombre, que dicen que tiene propiedades curativas.
En otras épocas allí funcionaba un balneario, que dejó de hacerlo cuando construyeron el embalse.
Hoy en su lugar, han construido unos merenderos y duchas, puesto que la fuente, es un continuo ir y venir de gentes a bañarse en sus aguas.

Tenemos una Dehesa, plagada de Encinas cargadas de bellotas, donde los animales de las gentes del pueblo pastan a su antojo. Tenemos un campo lleno de jaras y una primavera que llena los sentidos.

Sentidos que se avivan al llegar a las viñas con el olor a sus frutos, uvas, olivos, almendras, higos, una tierra fructífera para el que la cultiva.

Del cultivo de la vid, cogemos el fruto para elaborar buen vino, un pitarra con gran fama desde muchos años atrás, tantos como tiene el nombre de nuestro pueblo.
De hecho, se cree, que Ceclavín, viene del latín Cella-Vini ( bodega de vino ).

Tenemos un gran patrimonio, un gran legado que nos hace sentirnos orgullosos. Más aún, si cabe.

Orgullosos estamos también de nuestra artesanía;  la orfebrería, la alfarería, la dulcería, el vino, las mieles, la madera, el embutido, los quesos,el aceite, unos artesanos que llevan el nombre de Ceclavín a todos los rincones, con sus obras únicas.

Contamos con una bellisima  Parroquía, Santa María del Olmo, una iglesia que dispone de un retablo declarado como bien de interés cultural, por ser uno de los mas destacados en nuestra provincia.

Tenemos ermitas repartidas a lo largo de todo el pueblo, la principal, la ermita de el Encinar, donde reside nuestra Patrona.

Después, tenemos la ermita de San Pedro, la Soledad, San Lorenzo, San Diego, Santa Ana, Santo Cristo, San Antón, San Sebastián, todas ellas poseedoras de gran valor sentimental para sus vecinos.

Tenemos en el centro del pueblo, ubicado en la plaza, el Ayuntamiento y  la  torre del reloj. Un reloj, que a pesar de los años nos sigue marcando el paso de las horas.

Ubicado entre Avenidas nos damos de lleno con el rollo jurisdiccional, esa columna a la que nosotros llamamos Monolito.

Tenemos arte en las calles, lo respiramos, lo disfrutamos.

Lo disfrutamos tanto como las comidas que aquí se preparan, chanfainas, cochifritos, patateras, paneras, lomos, migas, buches, comidas que huelen a Matanza, (que es como llamamos al despiece del cochino para preparar todos los embutidos, la carne, el tocino...)  a las que después acompañamos con postres como las cazuelas de arroz, la leche frita, los tocinillos de cielo...

Somos un pueblo de dulces, llenos de dulcerías en todas las zonas del pueblo, todas especializadas en los dulces de toda la vida, roscas blancas, mazapanes, coquillos, nuegados, tirabuzones, floretas y un sinfín de delicias que llenan las casas en sus fiestas.

Fiestas de las que tenemos en todas las épocas, y que las intentamos seguir fielmente a como nos las han ido enseñando.

Nos han enseñado a amar la Borrasca, a vivirla, a cantarla, es una fiesta muy nuestra que la celebramos en navidad, comienza el 23 con la Machorrita, una noche llena de cantos tradicionales, a esa cabra que no puede parir y está destinada a ser la cena de Nochebuena y continua el 26 y el 27 con el alboroto de los jinetes con sus caballos, los carros tirados por burros llenos de gente cantando al compás de  su tambor, con su bota de Pitarra,  llenando de vida todas las calles del pueblo. 

Pueblo que se vuelca con su patrona el día del Sermón de Gracias ( martes de pascua ) , día que se celebra la romería y subimos a ser agradecidos con  nuestra señora.

En época de verano contamos con las fiestas del Emigrante, que surgieron para homenajear, a todos los que volvían a ver a sus familias, después de haber tenido que salir a trabajar fuera del pueblo.

Tenemos nuestras ferias en honor a nuestro patrón San Miguel, que se celebran el 29 de septiembre, entre procesiones y atracciones de feria para los niños.

Como se puede comprobar somos un pueblo alegre que nos gusta salir a la calle a festejar con nuestros vecinos.

Uno no duda en venir a Ceclavín, viene. Porque el que viene, repite.
Repite, porque Ceclavín  llena todos los huecos de aquel que lo visita.

¿Que decir de Ceclavín? Si hasta el cielo lo ha elegido para mostrar sus estrellas.

Puedes dejar tus comentarios, ¿Conoces Ceclavín?
También puedes seguirme por facebook dándole a me gusta. Mil gracias por leerme.






2 comentarios:

  1. me hubiese gustado ver algunas foto de ceclavin, debe ser precioso. un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es muy bonito y acogedor.
      Me planteé ponerlas, pero opté por no hacerlo debido a que siempre me iba a quedar alguna en el tintero por poner, tiene tantos sitios para disfrutar. Mil gracias por leerme, y si lo desea puede encontrar algunas fotos de mi pueblo en la página fiestas ceclavín de facebook.

      Eliminar

Mi blog es tuyo, por eso me gustaría que dejases tu comentario. Mil gracias.