Seguidores

Gracias a todos los que me seguís y comentais, es un lujo contar con vosotros.

SIGUEME EN FACEBOOK DÁNDOLE A ME GUSTA

miércoles, 23 de julio de 2014

FUMAR O NO FUMAR

Parece mentira, que a estas alturas de mi vida y sabiendo lo que se sobre el tabaco, todavía tenga que replantearme si debo dejarlo o continuar con el.
Es obvio que debo dejarlo, ¿pero puedo?. Eso ya no lo tengo tan claro.
Antes ponía la excusa, de que me gustaba fumar, me apetecía, pero cada vez lo hago mas por hábito que por que en realidad me apetezca. Cada vez me planteo mas veces la opción de abandonarlo.
Cada vez soporto menos el olor, el que te manche las manos, la boca, el olor de tabaco en la ropa, y sobre todo cada vez me da mas vergüenza que mi marido y mis hijos cada día me digan mil veces que lo deje y yo ya no sepa que excusas ponerles.
Ya no podemos decir que estamos engañados por lo dañino de sus componentes, nos llega la información por todos lados. Sabemos que mata y aún así lo seguimos encendiendo a cada momento.
Mira que he tenido oportunidades de dejarlo...de decirle adiós hasta la vista, ya han sido demasiados años. Pero no lo he hecho en acontecimientos importantes de mi vida y por eso me parece lejano el poder hacerlo ahora, siempre lo alargo. Supongo que nos pasara a todos los que somos exclavos de un vicio, porque si, es exclavitud. Una dependencia absoluta. Y el simple hecho de imaginarte sin el te provoca ansiedad. Ni se me pasa por la cabeza el que se me acabe sin haber comprado otro antes, eso es exclavitud.
Nos han echado de los establecimientos, ya no somos bien recibidos, es entendible, el que se quiera pudrir que se pudra solo. Aunque por otro lado me parece mal, la falta de libertad de las personas en cuanto a decidir sobre si mismos. Debería ser opcional y de libre elección si en tu negocio quieres que entren fumadores o no. Igual que deberían habernos dado mas información mucho antes, en vez de vendernos  el tabaco como un artículo de prestigio. Si no fumabas eras un bicho raro. Ahora en cambio el que fuma es la excepción del grupo. Ojala que deje de haber excepciones, ojala yo uno de estos días deje de ser la excepción, la que interrumpe su vida por parar a echar un cigarro. Ojalá algún día lo deje sin necesidad que me digan ni de decir, ojala que se me acabe el amor al cigarrillo. Por que de una vez tendré que darme cuenta que hay amores que matan.
Una cosita, ya pueden comentar en el blog, que hasta hoy no se podía por tener inhabilitados los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi blog es tuyo, por eso me gustaría que dejases tu comentario. Mil gracias.